Buenas prácticas

Un concurso, la figura del "Alumno Ayudante" y un aula de convivencia, ejes del exitoso Plan de Convivencia del IES Alto Guadiana.

El IES Alto Guadiana, situado en la localidad de Tomelloso (Ciudad Real), ha puesto en marcha un proyecto de mediación que, bajo el rótulo, ‘Guadiana Ayuda’, está logrando abordar la mejora de la convivencia entre el alumnado de este centro que actualmente cuenta con 562 alumnos.
Este plan, que se puso en marcha en el año 2002, tiene la peculiaridad de implicar a todo el centro escolar, desde la Jefatura de Estudios, hasta al personal de Administración y Servicios. Todo comenzó con una encuesta, que se realizó a todo el personal del centro, para detectar las necesidades existentes. Y el resultado fue la creación de tres líneas de actuación: la celebración de un concurso de convivencia, la creación de la figura del ‘alumno ayudante’ y la puesta en marcha de un aula de convivencia.

En cuanto a la primera, se buscaba mediante un concurso mejorar el clima de convivencia entre todos los integrantes de la comunidad educativa, mediante el trabajo de aspectos como: La limpieza y el orden; la puntualidad, el comportamiento o el respeto al mobiliario del centro.
Estos y otros aspectos son valorados de forma periódica por: el personal de limpieza (que valoran el estado de las aulas al término de las clases), los conserjes (valoran la puntualidad de los alumnos), el personal de administración (que facilita las faltas de asistencia), el profesorado (valora comportamiento y trabajo) y las familias (reciben información y aportan colaboración). Todos tienen su función.

El resultado se plasma en unos gráficos que recogen los resultados de todos los grupos mes a mes y se va acumulando la puntuación correspondiente. Trimestralmente, el grupo que va en primer lugar recibe un premio motivador, previamente acordado en el Consejo Escolar.


A esta línea de actuación se suma la creación de la figura del ‘alumno ayudante’. En este proyecto participan dos alumnos de cada clase dispuestos ayudar a resolver conflictos de sus compañeros de forma pacífica y dialogante. La elección de dichos alumnos se realiza en la hora de tutoría a través de sus mismos compañeros y después, reciben unas jornadas de formación para llevar a la práctica el perfil de ayudantes que se busca con ellos. Esta formación es impartida por un monitor externo al centro o si no es posible, por los responsables del programa (profesores, equipo directivo…). Los alumnos ayudantes cuentan con un cuaderno de registro, confidencial y privado, donde diariamente anotarán incidencias que hayan ocurrido en el centro.





Por último, de forma muy ligada a la figura anterior se ha visto la necesidad de crear un aula de convivencia. Un espacio atendido por el alumnado ayudante del centro, en los recreos, que se ha convertido en un lugar donde el alumnado que tiene problemas puede desahogarse con sus compañeros y buscar ayuda. La principal mejora de esto, es la prevención a posibles conflictos futuros.


                                             Salida de grupo de Alumnos Ayudantes


Puedes consultar el proyecto completo en el siguiente enlace: https://drive.google.com/file/d/191C3yCylEE-pW9AqbsoYnxwLm3w8NIcX/view?usp=sharing 

No hay comentarios: